Papel pintado: renovar tu hogar nunca fue tan fácil

Estilos decorativos, Muebles, Rebajas Añadir comentario

 

Una de las tendencias que ha venido pisando fuerte y, parece ser que para quedarse, es el papel pintado. Cada vez lo utilizamos más en la renovación de nuestro hogar gracias a su facilidad de uso, su precio y a la amplia gama de colores, diseños y acabados que podemos encontrar en el mercado.

 

Pared con papel pintado

 

Existen diferentes clases de papel de pared:

- Papel con base textil, es el más clásico, aunque es un poco más complicado de colocar y de limpiar al ser de fibras naturales, por lo que se recomienda que se coloque en zonas con poco tránsito de personas o de poco uso.

- Papel tejido- no tejido, formado por un soporte textil y una capa de vinilo acrílico barnizado que hace que éste sea impermeable y lavable. Siendo muy resistente a la luz y apto para cualquier espacio.

Papel tejido-no tejido

 

- Papel vinílico, es el más resistente, ya que está cubierto por una capa de pvc sobre una base de papel, que además de proporcionarle una mayor protección hace que su limpieza sea mucho más sencilla (simplemente con un paño húmedo), fácil de mantener y mucho más recomendable para zonas más transitadas.

- Papel vinilizado, compuesto por una base de papel recubierto por una capa de barniz especial, que permite que sea lavable aunque no tanto como el anterior.

 

Papel vinilizado

 

- Papel cenefa, tiras de papel diseñadas tanto para usarse solas como para combinar  con pintura o paredes empapeladas.

- Papel con textura, ideales para tapar imperfecciones o relieves de nuestras paredes. Disponible en multitud de diseños  y de fácil limpieza.

 

Esta manera de decoración de interiores es recomendable tanto para una pared de alguna habitación (resaltando así alguna zona como, por ejemplo, la pared del cabecero de la cama y pintar el resto de un solo color liso), como para empapelar la estancia entera. Pudiendo ser usado para el dormitorio, salón, recibidor, baño… Sólo debemos ser creativos y adecuarlo nuestro estilo y necesidades.

 

Cabecero empapelado

También podemos usarlo para decorar un mueble antiguo o para forrarlo por dentro, dándole un toque especial al mobiliario de nuestro hogar sin necesidad de tener que comprar ninguno nuevo.

 

Mueble forrado con papel

 

Su uso en la habitación de los más pequeños de la casa es muy práctico, ya que podemos ir modificándolo según la edad de nuestro hijo, pasándolo por ejemplo de habitación de bebé a infantil. Y, además, estas paredes suelen sufrir más con el juego y dotes artísticas de nuestros niños, por lo que nos resultará muy cómodo y fácil cambiarla cuando nos sea necesario porque se estropee o simplemente para ir renovándolo con los gustos de nuestro hijo.

 

 Habitación infantil con papel pintado

 

¿Qué opináis sobre el papel de pared? ¿Lo usáis ya en casa?

¡Hasta pronto!

 

Fotos: papelpintadoonline, espacioystyle, estiloambientacion, madeinchina, papelpintadoweb, elmueble.

 

 

 

Deja una respuesta

*