Mueble recibidor: Cuida la primera impresión de tu hogar

Muebles Añadir comentario

El recibidor es la carta de presentación de nuestro hogar, la primera impresión que se llevan los invitados nada más entrar. Es por esto que debemos cuidar la decoración de esta estancia de la casa. Ésta debe ir acorde al estilo del resto de la vivienda, para así crear sensación de continuidad en la decoración.

Por lo general, el mueble recibidor no suele ser de grandes dimensiones, por lo que tampoco se compondrá de muchos muebles y complementos. Debe crear un ambiente acogedor y agradable, además de aportar calidez y personalidad a la estancia, lo cual conseguiremos con pequeños detalles y accesorios.

 Hay hogares que por falta de espacio no disponen de una estancia dedicada específicamente como recibidor. Para estos casos lo más recomendable es crear un recibidor en el pasillo de entrada, para que esta zona se convierta en la primera impresión de nuestra vivienda.

Existen multitud de estilos para decorar los recibidores o pasillos, desde la decoración minimalista, hasta un estilo clásico o uno moderno y contemporáneo.

En cuanto al estilo contemporáneo, éste se caracteriza por combinar y utilizar varios colores que darán un aspecto de recibidor actual, juvenil y desenfadado. Lo ideal en este estilo es la utilización de un mueble recibidor compuesto por uno o varios espejos y una balda que nos sirva para dejar las llaves.

El estilo minimalista sigue estando de moda a pesar de que fuese hace algunos años cuando entró con fuerza. Se caracteriza por utilizar en sus formas mucha línea recta y sencillez en los colores. Como ocurre con el estilo contemporáneo, lo ideal es decorar esta estancia con uno o varios espejos y una balda que generen esa sensación de sencillez y simplicidad buscada.

Por último, el estilo clásico o tradicional se caracteriza fundamentalmente por la elegancia y la sobriedad. El uso de madera, alfombras y tapices forman parte de este estilo que no deja de estar de moda a pesar del paso de los años. Los muebles utilizados en este estilo se caracterizan por tener formas redondas o cuadradas. Es muy común utilizar en los recibidores clásicos uno o varios espejos cuadrados con marco de madera acompañados por un mueble tradicional más bien alargado y con acabado clásico.

Para decorar las paredes se utilizan los tonos fríos o el blanco, de manera que se consiga provocar un efecto de amplitud que hará que se vea la estancia más grande de lo que realmente es, a la vez que aporta un toque fresco y acogedor.

La utilización del espejo ayudará también a aportar luminosidad y crear sensación de amplitud en la estancia. Este espejo puede ser único y de gran tamaño o varios de menor tamaño superpuestos unos en otros.

También es fundamental la incorporación de una pequeña mesa auxiliar o una balda en nuestro recibidor para así poder dejar sobre ella las llaves o las cartas nada más llegar. No tan habitual pero si práctico y necesario, es colocar un paragüero, un perchero y/o un zapatero en esta estancia.

Las combinaciones de estas piezas dependerán del espacio disponible que tengamos en el recibidor. Si el espacio es reducido o no tenemos una estancia específica para recibidor y utilizamos como tal el pasillo central, lo ideal es colocar un recibidor compuesto por espejos y baldas, anclados directamente en la pared. A estos elementos podemos incluirle algo tan práctico como colgadores que nos permitirán colgar los abrigos y bolsos.

Si por el contrario no tenemos problemas de espacio, lo más recomendado es utilizar una mesa auxiliar acompañada por un espejo anclado a la pared, o en su defecto un mueble recibidor que nos permitirá tener más espacio para guardar revistas o colocar floreros y así decorar esta estancia.

Una vez que ya conoces todo sobre los muebles recibidores, es hora de que te decantes por el tuyo. Pásate por Shiito y descubre nuestra gran variedad.

¡Os esperamos!

 María Jesús

Deja una respuesta

*