Decoración navideña

Cosas que tienes que saber, Estilos decorativos, Muebles, Tendencias Añadir comentario

Cada vez queda menos para el comienzo de la Navidad, por lo que ya puedes empezar a vestir de gala tu hogar para la celebración.

Aunque el gran protagonista en este sentido será el árbol, existen otros muchos detalles importantes, por eso queremos dejarte unos trucos para que tu casa luzca como nunca en estas fiestas.

Aunque el árbol de Navidad cobre la mayor importancia, no debemos olvidar el resto de los rincones, que también formarán parte de nuestra decoración navideña.

Hay quien coloca Belén en lugar de árbol o incluso la dos cosas. Existen dos tipos de Belenes, aquellos que incorporan todo tipo de figuras y representan todo el entorno del nacimiento al mínimo detalle y aquellos que son más sencillos, incorporando las figuras básicas, normalmente esto es consecuencia de la falta de espacio.

Otras figuras a colocar son guirnaldas, luces, figuras de Papá Noel entrando por la ventana, botas, flores de pascua… que puedes colocar por el resto de la casa.

Hay que considerar el tamaño de la habitación en donde coloquemos el árbol, esta debe ser acorde con el tamaño del mismo, si el árbol es demasiado grande puede causar una sensación agobiante dentro del espacio, mientras que si es demasiado pequeño puede pasar desapercibido.

El árbol debe tener un estilo similar al del resto de la decoración para que todo sea acorde y siga la misma línea decorativa, acogiéndose a un estilo más clásico o más moderno siguiendo dependiendo de la misma y pudiendo acompañar estos adornos temporales a otros que se integran de forma permanente como por ejemplo tus muebles.

Los elementos que no pueden faltar en un árbol de Navidad son bolas, ya sean todas de un color o uses distintos colores, pudiendo ser lisas, o con efecto de cristal. Puedes elegir entre espumillón o cintas de colores, pero no te recomiendo la mezcla porque puede quedar demasiado recargado.

Puedes colocar una estrella en la parte superior de tu árbol e incluso lazos para adornarlo, además de luces para que aporten más alegría.

Si quieres darle un toque más natural a tu decoración puedes integrar piñas o detalles en madera, aportando un aire nórdico con el uso del blanco.

Todo esto, eso sí, acompañado de galletas, bastones de caramelo y demás dulces, que pueden ser de verdad o de decoración, pero si optas por la segunda opción no olvides dejar claro que no son comestibles.

¡Feliz Navidad!

Fotografías: decorablog.com; re-decorate.tv; decoraciónydisegno.blogspot; hagalodecoracion.blospot; bibliotecadeinvestigacion ;arqhys.com; elenayalexa.blogspot.com

Deja una respuesta

*