10 Pasos para conseguir un descanso perfecto

Descanso, Salud Añadir comentario

Es curioso pero pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo y una falta de sueño se nota en nuestro día a día. Tener en cuenta los consejos que dan los expertos para conseguir un buen descanso es fundamental. Entre estos consejos el más importante es cambiar de colchón cada diez años.

Un buen descanso nos ayuda a mantener un estilo de vida sano, saludable y en equilibrio y un bienestar tanto físico como mental.

Son muchos los factores que influyen en la conciliación del sueño y en un adecuado descanso. Entre ellos encontramos el estado emocional, la alimentación y las actividades, físicas y mentales que realizamos a lo largo del día. Un buen descanso durante la noche se traducirá en un enriquecimiento de la salud a lo largo del día ya que estaremos más concentrados y animados y menos estresados.

Para conseguir un descanso adecuado son tres las claves que hay que tener en cuenta: un colchón óptimo, una almohada adecuada y unas sábanas cómodas.

Ahora que ya sabes por qué un buen descanso es tan importante te detallaremos los puntos que hay que tener en cuenta para conseguirlo:

  1. Regularidad: Procura acostarte y levantarte a la misma hora, dormir tanto como nos pida el cuerpo, trasnochar lo menos posible y llevar una vida ordenada.
  2. Exposición a la luz en el dormitorio: Es conveniente que durante el día se exponga a la luz natural y por la noche mantener el dormitorio oscuro durante el descanso, dado que nuestro organismo relaciona los periodos de sueño con la oscuridad y los de vigilia con la luz del día. Además, la oscuridad induce a la liberación de melatonina, hormona que favorece el sueño.
  3. Actividad física: realizar un ejercicio físico moderado a lo largo del día ayuda a eliminar el estrés y contribuye a la mejora en el descanso.
  4. Relajación física y mental: para conseguirlo antes de dormir podemos optar por hacer actividades que nos ayuden a desconectar de los problemas diarios y nos permitan relajar nuestra musculatura. Actividades que podemos llevar a cabo para conseguirlo son: leer un libro, darse un baño relajante, dar un paseo nocturno, escuchar música
  5. Alimentación sana: debemos cenar de forma ligera para conseguir dormir bien, ya que una cena excesiva conlleva una digestión más lenta.
  6. Temperatura y ventilación: es importante durante el día ventilar la habitación y por la noche mantener una temperatura media entre 18º y 20ºC.
  7. No consumir cafeína desde las 6 horas anteriores a dormir: la ingesta de cafeína estimula el sistema nervioso central, lo que hace que dificulte la conciliación del sueño además de interrumpir el descanso. Es aconsejable sustituir esta bebida por otras sin cafeína o por tes o infusiones.
  8. No hacer ejercicio aeróbico desde 2 horas antes de acostarse: dado que hacer ejercicio físico eleva la frecuencia cardíaca y es un gran estimulante, hará que tengamos mayor dificultad a la hora de conciliar el sueño.
  9. Tomar un vaso de leche antes de dormir: los lácteos hacen posible la liberación en nuestro organismo de una hormona (serotonina) que hace que nos relajemos y favorezca el descanso.
  10. En caso de no poder dormir no quedarnos en la cama: si pasados 30 minutos no hemos sido capaces de quedarnos dormidos, lo ideal es levantarse y tomar un vaso de leche o en su defecto hacer algún ejercicio de relajación

Un punto que hay que tener en cuenta es el tipo de colchón en el que dormiremos y las características del mismo. Si el colchón ha superado los 10 años de vida debemos renovarlo dado que ya habrá perdido sus cualidades.

El tipo de colchón se adapta a la forma de dormir y a la complexión de cada persona. Despendiendo de esto tendremos que optar por un tipo de colchón u otro. Actualmente, los tipos de colchón que existen en el mercado son los siguientes:

  • Látex: existe natural y sintético. Sus características son: adaptabilidad, flexibilidad y resistencia. Para este tipo de colchón es aconsejable utilizar un somier de láminas de madera para así respetar sus características.
  • Viscoelástica: su principal característica es la gran capacidad para aliviar la presión sobre el cuerpo, además de poseer una gran adaptabilidad y firmeza de grado medio.
  • Muelles ensacados: este colchón está formado por muelles cilíndricos forrados de textil que se unen en la parte central del colchón, creando de esta manera diferentes zonas ergonómicas de confort.
  • Muelles de hilo continuo: el colchón está compuesto por todo un alambre en forma de zig-zag en forma continua, lo que hace que se cree una superficie de gran firmeza.
  • Muelles bicónicos: los muelles se estrechan en la parte central del colchón consiguiendo adaptarse a las diferentes partes del cuerpo. Esta disposición de los muelles hace además que el colchón se mantenga fresco y seco en todo momento.

Ahora que ya conoces todos los trucos para conseguir un buen descanso estás listo para comprar el colchón que más se adapte a tus necesidades. Desde Shiito te ayudamos a escoger el tuyo.

María Jesús

Imágenes: newborn-baby, triatletasenconstruccion, luc, rutinasentrenamiento, static.

Deja una respuesta

*